Google+

martes, 5 de octubre de 2010

Con palabras articuladas



"Oré en voz alta, menos para suplicar el favor divino que para intimidar a la tribu con palabras articuladas".


Jorge Luis Borges
de "El inmortal".




Lo rebuscado y obsceno,
lo que surge del caos,
lo que se lee entre líneas,
lo que se muestra y se oculta
insidiosamente.

La escritura,

un juguete pornográfico
en manos de la poesía.



Cielo cruel y fascinante,
el tiempo acumulándose a los costados
del animal todopoderoso.

 
La tarde emana su olor
de fruta paradójica.

 
Los que nunca duermen
se reúnen y conspiran.


 
La luna surge,
una bestia blanca lacerando el firmamento.



Pero aquí es el lenguaje,
y la luna es aquí una palabra
signada fatalmente por la letra “u”.



Entre el acto
y la contemplación
hay un punto indefinido;

vertiginoso pasaje,
 
regresión sin fin:
 
La escritura.


 
Descubrí la escritura
como se descubren las inclinaciones perversas,
en horas de laborioso aburrimiento,
de tiempo que se va enroscando
con lentitud de reptil.



Estigma,

metáfora de poder,

Hay lenguas infames al acecho,
por aquí y por allí
surgen de repente.


 
La ciudad está en desorden,
regresan las ratas y las comadrejas.


 
Los francotiradores inexistentes
sonámbulos en las cornisas
ocuparán irremediablemente su lugar
como agujas prisioneras.



Hay, en las ficciones, y por consiguiente en los hechos,
algunas pocas veces en que la verdad se nos revela en la elocuencia de lo inverosímil.



Uno a uno
irán ocupando sus lugares
ya con anterioridad reservados.


 
Un lugar en la muerte,
un lugar en la pantalla,
un lugar en el montaje del show,


y el ojo imbécil engordará venturoso.


 
Cielo cruel y fascinante,
se ha instalado rosa al borde del paisaje,
generoso y llano como un adverbio,
pétalo y metal
de flores oscuras en lo negro
y palabras que vuelven sobre sí mismas,
vuelo de helicópteros,
insectos recurrentes.



Toda existencia se me antoja azarosa irrupción,
fruto ambiguo de la suerte.





Y aquí estamos,



solo quedan esquemas,

fotografías color sepia,



y un idioma,


un trabajoso sistema de signos
 
en guerra contra el universo.

 





 

 


 

No hay comentarios :

Publicar un comentario