Google+

lunes, 4 de octubre de 2010

Y adivino la historia - A Federico García Lorca



    En un giro de caracol
    se levanta esta aldea
    por la línea absoluta y vertical del aire,
    y un cielo audaz
    sube y se deshace

    en lluvias abiertas de claveles
    y un viento de puñales
    abre las ventanas.




    Y adivino la historia
    en las huellas de polen
    que dejó la muerte...




    Teje la noche una manta blanca,
    y un ogro andaluz
    devora doncellas,
    patos salvajes y cervatillos.



    Teje  la noche una manta blanca,
    dos niñas con la máscara de la traición
    se llevan a Federico en un carro de flores
    por el camino de los olivos.



    Lloran oscuras guitarras 
    al paso de un carro de flores.


     

    Lloran oscuras guitarras 
    un llanto de mil dolores.



    Y adivino la historia
    en los rastros de poesía
    que dejó la muerte...



     










No hay comentarios :

Publicar un comentario