Google+

martes, 5 de octubre de 2010

La felina oscuridad

A Gaby C. K.




    Llega la noche y me acecha el deseo
     

    de escribir palabras oscuras, esquivas y gatunas,
     

    como cornisa, como persecución, como tejado.
     


     
     
    Saltar las paredes del insomnio,
     

    ir tras tus pasos sigiloso,
     

    maullar como lunático, 
     

    encontrarte, sorprenderte, iluminarte...




     
    Porque en la felina oscuridad

    nos sentimos protegidos
     
    y encontramos nuestras musas,

    nuestros duendes.




    Encontramos nuestra belleza...


    Y nuestra casa.


 






 


No hay comentarios :

Publicar un comentario