Google+

jueves, 6 de enero de 2011

Y ahora



Y ahora,

repentinamente,

ahora que ya es tarde para desencuentros,

ahora que el olvido te reclama

así...

Así van las aves a sus nidos rosas,

así tus ojos se cierran

y te agigantan.






































No hay comentarios :

Publicar un comentario