Google+

sábado, 8 de noviembre de 2014

Por todos los rincones de esta calle sin salida




    Y finalmente la resaca acumulada
     
    en los infaustos días,
     
    en la parsimoniosa siesta,

    se derrama y se disgrega

    en el enmarañado transcurrir del tiempo.




    Y un narcótico, ensimismado vaivén
     
    retumba en la lenta caravana de los muertos.
     
     
     
     
    Toda existencia transmuta en engorroso padecer
     
    cuando el sol disemina su rabiosa oscuridad
     
    por todos los rincones de esta calle sin salida.





     




 

2 comentarios :

  1. No tengo las palabras exactas para definir la sensación que se siente al percibir tus collages y tus letras, pero tienen un sabor de misterio y a la vez encantador.
    Abrazos muchos!

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias Cristina por haber pasado, leído y comentado. Abrazos !

    ResponderEliminar