Google+

domingo, 2 de noviembre de 2014

Te contemplo perplejo


     
    El sol te dibuja en la piel
     
    lentas caracolas,

    implícitos abrazos,

    mientras tú te vas y te vienes

    como sin darte cuenta. 




    El día
     
    propaga su cálido lenguaje
     
    con nuevos y resplandecientes signos,
     
    mientras tú expandes tus alas, 
     
    despreocupada.
     
     
     
     
    Yo sencillamente, te contemplo perplejo,
     
    mientras aquí, diluvian manicomios, 
     
    mientras aquí, desbordan calamidades...

    Apocalípticas.


     



 
 

 

No hay comentarios :

Publicar un comentario