Google+

martes, 5 de octubre de 2010

En los últimos días


    Te acercabas bajo el sol,
    ausencia perdida en la ausencia,
    te acercabas entre palomas y campanarios.
     

    Te acercabas de frente,
    claro signo,
    consagración del destierro.


    Y una madrugada imperdonable
    te envolviste a mi sombra.


    En los últimos días
    que cruzó el sol la línea de tierra
    se acumulaban nuestras copas caídas,
    nuestras botellas sin alma,
    corría un viento viejo
    de ventanas sueltas
    parecidas al silencio.


    En los últimos días

    que cruzó el sol la línea de tierra...


    Tu amenaza mortal

    y tu poesía.







 





 


No hay comentarios :

Publicar un comentario