Google+

martes, 7 de diciembre de 2010

La noche al descubierto



Caigo entre las rocas
la noche me deja al descubierto
y las aves de rapiña huelen mi sangre.


Camino sin rumbo
entre estas rocas
que dificultan mi sendero.


Camino sin rumbo
aliado de la muerte
ostentando mis heridas
a cielo abierto.



Alguien contempla mis paisajes.
 













No hay comentarios :

Publicar un comentario