Google+

martes, 5 de octubre de 2010

Amora







A Jocelyn Romero Umali





    Medusa inconfesable de resplandores eléctricos,
     
    Amora,
     
    lado femenino de un concepto sin género,
     
    extensión de una palabra.



     
    Destello de espejismos,
     
    fragmento esquivo infinitesimal,
     
    astilla de un naufragio,
     
    arena entre las arenas, desiertos y mares.



     
    Alucino que te encuentro
     
    y te vuelves a escurrir
     
    entre los dedos, como arena entre las arenas…



     
    Resplandor de los países cálidos,
     
    Amora,
     
    lado femenino de una contradicción sin opuestos,
     
    extensión de una palabra,
     
    Amora,
     
    resplandor de los hielos y glaciares.



     
    Una vez y otra vez te desapareces,

    te desentimismas y te ofuscallamas,

    Amora,

    en inmensidades insospechadas

    que ni los paranoicos,

    en vacíos insondables donde la nada es sólida,
     

    tu mirada única que se precipita sobre las multitudes,

    y cae, Amora tu mirada, en tirabuzón impertinente.



     
    Amora, tu mirada,
     
    tu mirada me atraviesa,
     
    tu mirada me sublima y me desarma.
     








1 comentario :