Google+

martes, 5 de octubre de 2010

En un acto simétrico





    Un barco vacío
    quieto en esta arena,
    lugar en blanco,
    y por fuera
    oscuranoche,
    por donde asoman los cactus
    y las enredaderas.

  
    Un barco inexplicable atravesado por el desierto,
    su mástil inclinado hacia la luna,
    sus líneas en desorden como signos,
    su confuso nombre de mujer.


 

    Y el tiempo que no transcurre
    se pasea por la borda
    como mago luminoso.

 

    ¿Por qué me trae a esta imagen la poesía?
    Presiento que me llaman
    sus habitantes tan extraños,

   
    en un acto simétrico al que yo escribo...

 
    Me buscan,

   
               alienados,
               marginales,
               desposeídos.











 



1 comentario :